Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

26 de julio de 2017

Embriología frente a teología católica


Los grandes avances científicos realizados en las últimas décadas en el campo de la embriología en general y de la fecundación in vitro en particular han expuesto de la manera más descarnada las simplezas de los dogmas cristianos sobre esa inexistente entidad llamada alma, convirtiendo al homo tecnológico en un dios capaz de modificar a su voluntad la obra del "creador". 

Según el magisterio católico el alma es creada e infundida inmediatamente por Dios en el mismo momento de la concepción, es decir cuando el espermatozoide masculino se fusiona con el óvulo femenino para dar lugar al zigoto que después se convertirá en un embrión. Ahora bien, en algunas ocasiones cuando este zigoto se está dividiendo algunas de sus células se pueden separar físicamente por azar generándose dos embriones distintos, de tal manera que pueden dar lugar a los denominados gemelos idénticos. Como en estos hermanos sólo hubo una concepción, desde el punto de vista doctrinal la pregunta que surge es ¿qué ocurre con su alma? ¿ambos tienen la misma? Es más, con las recientes técnicas de fecundación in vitro, en donde se unen en un tubo de ensayo un óvulo y un espermatozoide podría ocurrir que tras la fecundación y cuando el zigoto se está empezando a dividir el científico de turno de manera también artificial separara no una, sino varias células de manera independiente, de tal manera que al final se generaran ocho, diez o doce embriones provenientes todos ellos de ese zigoto original, que luego podrían ser implantados en un número equivalente de mujeres, dando lugar a una docena de niños genéticamente idénticos. En este hipotético, pero bastante plausible caso, ¿qué pasa con las almas de estos pequeños? ¿tienen todos la misma?

Además por otra parte, existen mujeres que en un momento dado de su vida tienen en su útero no uno como es norma general, sino dos óvulos fértiles a la vez. De tal manera que estas mujeres pueden ser fecundadas en el mismo momento por dos espermatozoides distintos del marido, llevando en su vientre entonces dos hermanos normales y corrientes, los denominados mellizos que según la doctrina católica llevarán cada uno su respectiva y diferente alma inmortal. Por otra parte, en la actualidad se sabe que el caso contrario al de los gemelos idénticos también ocurre de manera espontánea, es decir dos zigotos fecundados a la vez en la misma madre pueden por azar unirse y a partir de ese momento se desarrollaran de manera conjunta, convirtiéndose en un único embrión, que posteriormente generará el alumbramiento de un único ser humano con mezcla genética. En este caso ¿el recién nacido tiene dos almas completas? o como en el caso de sus genes ¿sería una mezcolanza más o menos extraña de las dos almas iniciales? Y como en el caso anterior, las técnicas de fertilización in vitro pueden llegar a complicar aún más este problema teológico. Supongamos que un científico en una de esas clínicas de fertilidad ha fecundado de manera individual múltiples óvulos de mujeres distintas (por ejemplo una docena) con sus equivalentes espermatozoides de hombres diferentes. Entonces tras las fecundaciones el científico dispone de doce zigotos distintos, en doce tubos de ensayo que por supuesto tendrán sus respectivas doce almas diferentes. Si ahora este científico junta por azar o de manera deliberada todos esos zigotos en el mismo tubo de ensayo es más que probable que todas esas células se unan para formar un único embrión que podría ser implantado en una única mujer, la cual después de una gestación normal alumbraría a un único ser humano. ¿Qué pasaría en este caso con la mencionada docena de almas? ¿quedarían todas juntas y completas en el mismo cuerpo formando una superespiritualidad? o por el contrario habría algún tipo de mezcla o quizás once de las mismas son expulsadas (y en ese caso adónde irían) del embrión en desarrollo?

Preguntas todas ellas relevantes desde el punto de vista apologético, que por supuesto ningún teólogo cristiano ni sabe responder y ni siquiera es capaz de plantear.

4 comentarios:

  1. Hola:

    Y para complicar más las cosas, tenemos la teoría de la evolución, reconocida por la ICAR.

    El ser humano comparte ancestros en común con otros simios,como el chimpancé o el gorila, enonces, ¿en que momento los homínidos tuvieron alma?, ¿o acaso la adquisición de ella fue gradual de generación en generación hasta llegar al homo sapiens?, ¿tenían alma los neandertales?.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Kamu

    Sobre ese tema escribí hace tiempo: http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2015/08/son-compatibles-evolucionismo-y.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leyendo ese artículo que me indicaste, entonces no es que nuestra especie haya eliminado por completo a los neandertales, los asimilamos.

      Para que haya hibridación entre ambas supongo que eran especies con relativo poco tiempo de separación.

      Eliminar
  3. Kamu
    No solo nos hibridamos con los neandertales, también con los denisovanos y con otra cuarta especie por ahora totalmente desconocida excepto por la genética.
    Somos el resultado de una compleja historia evolutiva entre primos muy cercanos.

    ResponderEliminar